Cuidados del Bebé y Mamá Archivos – Mi guia de compras
Mi guia de compras

Filtrar por:

Marcas
Absorsec UltraArdoAvantaBandaiComodisec MaxGoodNitesHuggies Hora del BañoHuggies Little SwimmersPull UpsAdiriAfrin Pure Sea BabyAventBayerBbtipsBepanthenBio BabyBio-OilBiodermaBiolaneBoonBritaxCetaphil RestoradermCurityCybexDermatolonaDocuraDoveEau Thermale AvèneEco NaturalEvenfloEvenflo AdvancedFemenine SensationFisher-PriceGracoGrisiHuggies SupremeJalomaJoieKleen BebéKloraneLamazeLeapfrogLifestyle By InfantiLysolMaxi-CosiMennenMom to momMustelaNubyOxo TotPalmer'S Cocoa Butter FormulaPalmolivePlayskoolPlaytexPrinselPure & Sure®QuinnyRicitos De OroSafety 1stSmartrikeStokkeSuavinexSummerTommee TippeeUppababyZermatZuum Baby

Tiendas
Amazonfarmalisto.com.mxBaby OutletBaby UpBaby Upscalebabyjewels.mx/babyvalue.com.mxbebeestrellitas.comBodega AurreraCampanitaChedrauiClubes de preciosComercial MexicanaCoppelcuchicuchi.mxDAXEl Palacio de HierroFabricas de FranciaFamsaFarmacia ParísFarmacias BenavidesFarmacias de CadenaFarmacias del AhorroFarmacias DermatológicasFarmacias GuadalajaraFarmacias IndependientesFarmacias San PabloHEBHome PriceJugueteríasJuguetibiciJuguetrónkidcho.comlinio.comLiverpoolliverpool.com.mxMercado SorianaSam´s ClubSanbornsSearsSuperamaTiendas Control.Tiendas Departamentales y de AutoservicioWalmartwalmart.com.mxwww.bebe2go.comZermat Internacional 01800400400

Cuidados del Bebé y Mamá

Cuidados para la piel de mamá

Cuidados para la piel de mamá

Descubre las mejores opciones para proteger, humectar y nutrir tu piel antes, durante y después del embarazo.

La piel es nuestra frontera con el exterior; nos cubre, protege y mantiene con la temperatura correcta. Por ello es importante saber qué usar para mantenerla hidratada, nutrida y cuidada, así evitaremos el riesgo de resequedad, oscurecimiento, maltrato, agrietamiento y la aparición de celulitis y estrías.

ESTRÍAS

Se producen cuando las fibras elásticas se rompen, es decir, por el estiramiento que sufre la piel. Usualmente aparecen en el abdomen, muslos y senos. Cuando aparecen son de color rojizo, pero después se convierten en “rasguños” blancuzcos. Aunque son difíciles de borrar, pueden prevenirse con los cuidados adecuados:

  • Evita el aumento excesivo de peso. Sabemos que durante el embarazo el vientre crecerá, no obstante, procura subir lo necesario.
  • No existe una dieta antiestrías, pero los alimentos ricos en antioxidantes (legumbres, frutas, verduras y aceites vegetales que contengan vitamina E y C) son de gran ayuda para mantener la elasticidad de la piel.
  • Lo más importante: mantén tu piel hidratada. Bebe entre 1.5 y 2 litros de agua al día. Asimismo, hidrata tu piel con productos que contengan aceites de almendras, jojoba, karité, aguacate, germen de trigo, manteca de cacao, aceite de oliva o manteca de coco.

PEZONES AGRIETADOS

Se deben a la falta de humectación, a la continua humedad en la zona o porque la succión del bebé reblandece la piel. Estas pequeñas fisuras son imperceptibles pero muy dolorosas. Para evitarlas, adopta una postura correcta a la hora de amamantar y procura que el bebé cubra la areola con toda su boca. Es importante que utilices cremas que contenga lanolina.

MANCHAS

Durante el embarazo es muy común que salgan manchas o “paño” en el rostro y las manos, pues son las zonas más expuestas al sol. Suelen desaparecer después del parto, ya que la reducción de melanina disminuye; aunque es muy recomendable usar protector solar durante y después de la gestación. Verifica que este producto proteja contra los rayos UVB y UVA. Además, evita la exposición en las horas de mayor radiación.

PIEL DE NARANJA

La celulitis es un trastorno estético que afecta la piel y los tejidos subcutáneos (grasos) encontrados en mayor cantidad en los glúteos, caderas y muslos. Para evitar la piel de naranja durante el embarazo procura llevar una dieta baja en sales y grasas. Caminar ayudará a abrir la pelvis y a reducir este trastorno. Utiliza cremas especializadas y masajea las zonas afectadas.

En Cuidados del Bebé y Mamá Leer
¡Súper Limpios!

¡Súper Limpios!

Los hábitos de higiene son indispensables para mantener cada parte del cuerpo de tu bebé limpia y saludable. Conoce estos extraordinarios consejos para lograrlo.
El cuidado de un bebé recién nacido y la comprensión de todas sus necesidades puede parecerte muy complicado; tal vez por momentos pienses que no estás preparada para vivir esta nueva etapa. No te preocupes, el instinto materno te ayudará a salir avante. Sin embargo, no debes olvidar cuidarte y dedicar unos minutos de tu agitado día para consentirte.
Con el paso de los días los gestos y cambios de tu bebé se convertirán en una grandiosa oportunidad para aprender más sobre él. Darle un baño o mantenerlo limpio y seco; reconocer cuando tiene temperatura o vistiéndolo con la ropa adecuada, será cada vez más fácil y agradable, ¡por suerte! Mamá y papá aprenden rápido.

Contacto diario con tu bebé
El baño es una buena oportunidad para la unión, el contacto, los mimos y las caricias entre mamá y bebé. Además, éste tiene un efecto relajante y puede ser una manera ideal de fomentar el sueño, tan importante en esta etapa.

Cariños naturales
El ritual diario dedicado a la higiene y cuidado es para el pequeño un momento agradable. Antes de vestir al pequeño: úntale crema o masajéalo con un aceite corporal. La piel del bebé fácilmente se irrita, por ello, elige productos totalmente naturales. Cuando tu hijo esté relajado y tranquilo, completa la rutina con un chequeo de nariz, orejas (¡Recuerda! La limpieza de los oídos es superficial, jamás introduzcas nada a ellos), uñas y cabello.
Su piel en esta edad, fácilmente irritable, merece la elección de los mejores productos.

Cambio correcto del pañal
Al principio todos los padres saben poco de los cambios de pañal, pero con la práctica, mamá y papá lograrán convertirse en todos unos expertos. Es muy importante elegir pañales de buena calidad que permitan que la piel respire. El cambio debe ser con frecuencia. Ten a la mano pañal, toallitas húmedas y ungüento. Si su piel se irrita, déjalo unos minutos sin pañal. Si tu pequeño es muy inquieto ofrécele un juguete para entretenerlo.

Lava y seca muy bien tus manos
Recuesta a tu pequeño sobre su espalda en una superficie plana (de preferencia acolchonada), desabrocha el pañal sucio, tómalo de los tobillos, levanta sus piernitas y límpialo muy bien; si es una niña asegúrate de limpiar de adelante hacia atrás.
Toma el pañal limpio y abre las barreras antiescurrimientos, coloca el pañal por debajo de tu bebé y coloca las cintas sobre las figuras del frente y “apapacha” a tu bebé.

TIP: Si su piel es muy sensible y delicada, será necesario ocupar productos específicos que no causen irritación o enrojecimiento en la piel. En esos casos es recomendable llevarlo con un dermatólogo para evitar futuras complicaciones.

En Cuidados del Bebé y Mamá Leer
X